Iglesia de la Corticela

La Iglesia de la Corticela nació como iglesia prerrománica independiente y se unió a la catedral en época barroca. Es la mayor de las “capillas” de la Catedral de Santiago y es la única que mantiene el estatus de parroquia, con horarios de misa propios, celebraciones de sacramentos y su cura párroco. Desde 1527 es la “parroquia de extranjeros y vascos” que recalan en la ciudad. Su altar se acompañaba por otros dos, el de San Silvestre y el de Santa Columba.

En los muros interiores, se abren algunos arcosolios de medio punto que hoy dan cobijo a varias imágenes. Una de ellas es una yacente femenina mediados del siglo XIV e inicios del XV. La otra el sepulcro del cardenal Gonzalo Eanes con su imagen vestida de pontifical.  


Comentario sobre la Iglesia de la Corticela

La Iglesia de la Corticela nació como iglesia prerrománica independiente y se unió a la catedral en época barroca. Es la mayor de las “capillas” de la Catedral de Santiago y es la única que mantiene el estatus de parroquia, con horarios de misa propios, celebraciones de sacramentos y su cura párroco. Desde 1527 es la “parroquia de extranjeros y vascos” que recalan en la ciudad. Su altar se acompañaba por otros dos, el de San Silvestre y el de Santa Columba.

En los muros interiores, se abren algunos arcosolios de medio punto que hoy dan cobijo a varias imágenes. Una de ellas es una yacente femenina mediados del siglo XIV e inicios del XV. La otra el sepulcro del cardenal Gonzalo Eanes con su imagen vestida de pontifical.